La batalla de MORENA en Nayarit




Cuestión

La batalla de MORENA en Nayarit

 

 Marco Vinicio Jaime

 

El Movimiento de Renovación Nacional (MORENA) bajo la tutela nacional del abanderado presidencial Andrés Manuel López Obrador, se apresta a intentar “hacer historia” también en el peculiar Estado de Nayarit, de cara a la elección del primer domingo de julio.

 

El pasado sábado, la coalición que conforma con los partidos Encuentro Social (PES) y del Trabajo (PT), denominada “Juntos haremos historia”, presentó a sus candidatos que contenderán en la Entidad por los escaños correspondientes en el Senado y Cámara de Diputados, recayendo en los perfiles de la Profesora Cora Cecilia Pinedo Alonso, el Doctor Miguel Ángel Navarro Quintero, así como el ex alcalde santiaguense Pavel Jarero Velázquez y la joven Geraldine Ponce, distrito 1 y 2, respectivamente. En tanto, según se acordó, para el distrito tres, cada uno de los partidos tendrá a su propio candidato.

 

Por consiguiente, de acuerdo al Doctor Navarro, toca ahora fortalecer el mensaje de Andrés Manuel, adaptarlo a las necesidades de la localidad y llevarlo a cada rincón. Y confiados en la aceptación mayoritaria que aseguró, posee el abanderado presidencial en el Estado, del 44.6 por ciento, es que tendrán, dijo, resultados favorables en su lucha por el triunfo.

 

Así, siendo por ahora los primeros en tiempo y forma en el presente periodo de proselitismo constitucional en haber consolidado un acercamiento con medios de comunicación bajo la conducción de los periodistas Rogelio Plascencia y Grecia Juárez -derivado a su vez de su interés de estructurar un programa estratégico de comunicación social durante y después de la campaña-, el candidato a Senador Navarro Quintero, manifestó su apuesta en que la organización esta vez, en el tercer y definitivo intento con Andrés Manuel, para la protección del voto, les dará finalmente la victoria, luego de la experiencia obtenida de los “dos fraudes anteriores”.

 

De cierto, la batalla en esta ocasión de Andrés Manuel, como abanderado por tercera ocasión, se torna delicada, quizá la más coyuntural de todas, dado que sin duda podrá ser la última oportunidad de pelear el poder presidencial de tu a tú -y hasta con cierta ventaja- con el sistema político vigente, de tal suerte que un paso en falso, uno solo, del que los verdaderos detractores dentro y fuera del escenario se encargarán de usarlo con toda la fuerza requerida, podrá cerrar en definitiva el capítulo histórico del malogrado intento de conquistar la silla presidencial.

 

Mucho dependerá entonces de la sutil ayuda del ejército que logró estructurar Andrés Manuel (candidatos, militantes y simpatizantes): aquí se verá la realidad, el cual podrá cumplir con su función, ya en lo hechos y sin impacto mediático alguno que maquille circunstancias, solo en virtud de la cuantía de pertenencia que posea cada quien, en lo individual, hacia el proyecto; y siendo así, el mensaje será eficazmente reproducido cabalmente en cada una de las cinco circunscripciones en que dividió Andrés Manuel su cobertura proselitista en el país.

 

Hoy, solo por hoy, el Doctor Navarro describió acertadamente el escenario local y en lo subsecuente arrancan con ventaja: el hartazgo social es fuerte, y la marcada decepción a lo que la gente esperaba de una alternancia -en todos los órdenes y poderes-, no es menor: la falta de oportunidades, la inseguridad, miseria e impunidad, la continuidad de viejos vicios y fardos entre otros, aunados a la ausencia total de una adecuada política de comunicación política y social ha abierto una brecha con el pueblo, de a pie, el que espera no prebendas ni migajas, ni mucho menos intolerancia y pichicaterías, sino únicamente el respeto constitucional a su derecho de vivir en paz y prosperidad, que parece ser, es mucho pedir para una praxis que no le alcanzaron las cuentas para hacer extensivos los beneficios más allá de un reducido círculo de allegados, de cuates e improvisados, como siempre, como en el pasado reciente. Malas cuentas para sus entonces impulsores, y hoy precursores de un Frente contra viento y marea.

 

El pueblo en efecto, ha volteado sus ojos de nueva cuenta a una opción política diferente, y que encabeza el propio Andrés Manuel, no obstante, los candidatos tienen su propio reto, independientemente de que su perfil o antecedentes se los permita entender o no, ya no hay tiempo: su éxito particular radicará en hacer suya la propuesta aliancista, decodificarla y volverla asequible a cada ciudadano. ¿Lograrán pues, juntos hacer historia? Ya lo veremos.

Compartir

Comentarios

Comentarios

Buscar nota por fecha

abril 2018
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30