Con precaución – La competencia del Montepío.

CON PRECAUCIÓN

La competencia del Montepío

 

Se entiende que los abrazos y felicitaciones con motivo del año nuevo podrían continuar al menos hasta mediados del presente mes de enero y posiblemente más allá al encontrar amistades y conocidos que no se hayan visto en los inicios de año. Y a pesar de que por lo regular se saluda, felicita y abraza con una sonrisa, hay quienes después del abrazo tornan su faz en una especie como de congoja.

Tuve que pedir prestado, dicen unas personas, otras señalan que tuvieron que acudir a casas de empeño y otras más se endrogaron con una que otra financiera nada más para satisfacer los gastos de la cena tanto de navidad como de noche vieja y recibir el año nuevo tal y como se acostumbra; y desde luego, hubo quienes se endrogaron para dar un regalito a los familiares y amistades que correspondieron en la misma forma.

Pero ahora no se informó a través de los medios sobre largas filas en el Nacional Monte de Piedad (Montepío), y esto porque no las hubo, quizás por la competencia de la infinidad de casas de empeño y préstamo que aparecieron de pronto en la capital nayarita.

Según personal del Montepío, la cosa estuvo tranquila, que no hubo aglomeraciones como otros años en que desde principios de diciembre comienzan a llegar personas con el fin de empeñar lo que sea y tener fondos para paliar las fiestas decembrinas, y posiblemente, de acuerdo al personal del Montepío, todo esto de que no haya habido tanta gente como antaño se deba precisamente a las demás casas que se dedican a lo mismo que el Montepío, tal vez por quedarles alguna de estas casas más cerca de su domicilio y por lo mismo, sin necesidad de tener que venir hasta el centro de la ciudad a empeñar algo si en su colonia o barrio existe alguna casa de empeño y préstamos.

Así que mucha gente quedó muy gastada en cuestiones económicas, y lo malo es que ahora habrá que torear los aumentos en los precios de casi todos los productos con motivo del incremento a los precios de la luz, las gasolinas y diesel, porque ya se anuncia de antemano que el precio de las tortillas tendrá que aumentar debido al alza de los insumos, porque no nada más los afectará a los tortilleros el aumento en la luz, sino que el transporte de los insumos hará o ya hizo que ahora les cueste más pagar por los costales de harina de maíz o de maíz a granel, y pues ya se sabe que las máquinas tortilladoras trabajan con base en luz eléctrica, así que dicho incremento en el costo de las tortillas lo tendrá que apechugar como siempre la población.

Y obviamente que los transportistas tendrán el motivo para subir los costos del transporte de todo tipo, desde el urbano como el de productos a acarrear de otras entidades a nuestro estado, del campo a la ciudad, etcétera. Y desde luego los repartos de mercancías dentro de la misma ciudad también tendrán que aumentar porque ahora ya no se dice que porque subió el azúcar, sino hoy en día la voz generalizada es que todo sube porque subió la gasolina y el diesel.

La famosa cuesta de enero no es una falacia como alguien ha dicho, sino que siempre ha sido una dolorosa realidad debido a que la mayoría de la gente se quedó sin dinero por los festejos decembrinos y tal vez hasta sin nada que ir a empeñar, y aunado a esto se viene el aumento en prácticamente todos los precios, pues vaya que muchos nos las tendremos que ver negras, muy negras porque la situación económica cada vez hace más mella en muchas familias que con el paso del tiempo y la situación del país, los han encaminado hacia la pobreza; porque gente que antes se podría decir que estaban más o menos y se sentían pertenecer a una clase media más o menos solvente, si no con mucha facilidad, al menos no se las veían tan apretadas para salir de algún problema económico. Sin embargo, muchas de estas personas de pronto vieron mermados sus ingresos o se quedaron sin trabajo o por equis razones, por angas o mangas de pronto vieron cómo su economía iba para abajo irremediablemente y por desgracia sin saber ni cómo, pasaron a engrosar las filas de la pobreza en donde ahora somos más cada día, ¿por qué? Difícil decirlo con exactitud, porque de un día para otro los sueldos comenzaron a rendir menos, porque muchos hijos que ya se habían independizado, de pronto volvieron al hogar paterno pero ahora con todo y familia propia debido a que los despidieron de sus trabajos y por lo mismo perdieron su casa que les había fiado el Infonavit mediante altísimos intereses que era lo único que estaban pagando y no el costo del inmueble.

Compartir

Comentarios

Comentarios

Buscar nota por fecha

abril 2018
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30