Con precaución – De declinaciones a declinaciones.

CON PRECAUCIÓN

Por Sergio Mejía Cano

De declinaciones a declinaciones

Se dice comúnmente que lo que mal empieza, mal termina. Y así podría ser con la aprobación por parte del Instituto Nacional Electoral (INE), para la candidatura independiente de la señora Margarita Zavala Gómez del Campo, debido a que supuestamente se comprobó que varias, muchas de las firmas que presentó para validar su candidatura habían resultado ser apócrifas; sin embargo, misteriosa o curiosamente el INE se desentendió de esto otorgándole su candidatura.

Cosa que no ocurrió con el también suspirante a una candidatura independiente, el gobernador de Nuevo León Jaime Rodríguez Calderón, que había pedido licencia a su cargo precisamente para procurar su candidatura en la misma forma, y si bien se dice que aún no está decidido del todo, al parecer ya le dieron cuello a sus aspiraciones de aparecer en la boleta electoral como candidato a la Presidencia de la República. Y entonces surge la pregunta: ¿por qué a una sí y al otro no siendo que aparentemente estuvieron en la misma situación de presentar firmas anómalas? ¿Qué no acaso ambos, al igual que a otros más que también se les demostró la falsedad de muchas de las firmas que habían presentado, incurrieron en un delito electoral? Se entiende que con una sola firma que haya sido falsa, con eso hubiesen tenido para que quedaran fuera de la contienda, además de ser denunciados y sancionados en su caso por haber incurrido en falsificaciones. Pero como estamos en un México en donde todo se puede y es posible, ahí murió todo y vámonos al baile señora.

Comentando esto con algunos amigos y conocidos en una charla de café, uno de ellos comentó que a Margarita no la podían dejar fuera de la contienda por varios factores, y uno de ellos era el caldo de cultivo para ver si ahora sí pega el elemento femenino para ver qué se siente tener una señora presidente al frente y no tras bambalinas como se dice ya ha ocurrido en algunos sexenios inmediatos anteriores.

Así que en este contexto, se podría suponer que el PRI tiene o cuenta con tres candidatos aunque oficialmente ninguno pertenezca a este partido político, porque ya desde endenantes se rumora que tanto José Antonio Meade (Mid para los cuates) así como Ricardo Anaya son cartas de una misma mano, mano a la que viene a reforzar la candidatura independiente de la señora Zavala Gómez del Campo, para que en caso de que no sea uno u otro entonces sea la otra.

Otro de los comensales en el café, señaló que siendo así existía la posibilidad de que en determinado momento y al calor de la campaña y las mediciones sobre las preferencias, en caso de que se prendieran los focos rojos de alarma, dos de ellos declinarían su candidatura a favor de un tercero o tercera. Desde luego que habría que ver que podría ser esto algo inaudito, impensable y aunque no imposible sí algo difícil por aquello de las apariencias nada más, porque tal y como está la situación en el país en cuanto a corrupción e impunidad, ahora todo es posible y más si se aplica el viejo y conocido adagio de que con dinero todo se puede.

Así que existe la posibilidad de que podría darse el caso de que primeramente Meade declinara a favor de Anaya o viceversa y en última instancia al ver que no prende el experimento, ambos o uno que ya haya tomado la declinación del otro, declinen a favor de la señora para que la contienda electoral sea de dos nada más: Margarita Zavala y Andrés Manuel López Obrador.

Ante esta posibilidad de que la contienda sea entre dos candidatos, sería más proclive un fraude más encubierto con el cuento de que a uno de los candidatos lo favorecieron las fuerzas de los otros dos que declinaron en su favor. Justificando así que si el candidato de enfrente contaba con el 40 por ciento de las preferencias, 20 de Meade, más los 20 de Anaya y los 20 de Margarita lograron el 60 por ciento para rebasar contundentemente al que tenía 40. Así de fácil.

Sin embargo, no habría que dejar de lado que sea al contrario y que sea Margarita la que llegara a declinar por alguno de los otros dos de la coalición PAN-PRI, es decir, el PRIAN; entonces en este caso sería más viable que el que quedara al frente sería Ricardo Anaya debido a que muchos priistas quedaron dolidos con la designación de Meade, porque en su yo interior no quedaron conformes con tal designación y su dolor aumentaría en caso de que tanto la señora Zavala y Ricardo Anaya declinaran a su favor.

En la dirigencia del PRI existe el temor de una desbandada soterrada de militantes que votarán en contra.

Sea pues. Vale.

Compartir

Comentarios

Comentarios

Buscar nota por fecha

abril 2018
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30